Niño daltónico y la paciencia

Niño daltónico siempre iba un poco tarde…

En la escuela, cuando todos los niños de su edad jugaban a el “conejo de la suerte” para poder darse besos con las chicas, él no se atrevía vencido por su vergüenza. Cuando al fin logró dejar de banda su timidez, cargado de confianza para poder besar a las chicas, estos ya se daban besos en la boca. Siempre iban por delante, así fue con todo, y aprendió a tener paciencia y a familiarizarse con esta.

Niño daltónico siempre había sentido que aquella no era su época. Siempre  pensaba que quizá era todo el mundo que iba demasiado rápido, que el llevaba el tempo correcto, y puede que fuese así. Perdió la virginidad a los 22 años, y no justamente porque él lo deseara de esta manera. Parecía como si el tiempo se la tuviera jugada. Tuvo oportunidades para dejar de ser virgen, pero por una cosa o por otra, siempre pasaba algo que le arruinaba la cita y con ella, la noche. Y tiene grabado en la piel ese 14 de febrero. Daba igual que fuese San Valentín, niño daltónico nunca tuvo novia al ir siempre a destiempo, pero ese día conoció a una chica inglesa en el bar del holandés de su pueblo. Bebieron, rieron, fumaron, todo iba como la seda (cosa extraña) hasta que se decidió a dar el gran paso. El y ella semi-desnudos en la parte de atrás de un Peugeot 205 a ritmo de Australian Blonde. Todo iba extrañamente a su debido tiempo hasta que fue el momento de ponerse “la gomita”. Una acción que no se había preocupado ni mostrado el más mínimo interés en ella, hasta que le toco llevarla a la practica. Y como era de esperar, tardó tanto en desenvolver y ponerse la protección que “aquello” le había bajado, multiplicando así sus nervios por diez y haciendo imposible animar la cosa. Y como era de esperar, la noche resultó un fisaco en toda regla.

De ese día aprendió que follar o casi follar en la parte de atrás de un coche es bastante incomodo (incluso tirando los asientos adelante), y que lo mejor para encontrar algo es no buscarlo o buscar justamente lo contrario.  Y al contrario que la gran mayoría de sus amigos, niño daltónico des de ese mismo instante decidió buscar su virginidad. Y estuvo buscando hasta que a los 22 años un día de borrachera con la novia de un amigo suyo la encontraron, y por culpa o gracias al alcohol, la perdieron juntos (la de niño daltónico, la amiga de su amigo no era virgen desde ya hacía años).

Niño daltónico

 

 

 

Nació a principios de los 80, pero él siempre había deseado disfrutar de su mayoría de edad

Comments (2)

  1. Vanessa 31 marzo, 2017

    Hola que tal???
    Jajajja

    1. Carles Almagro
      Carles Almagro 1 abril, 2017

      Ganes de veure’t!!! <3

WRITE A COMMENT