LA CALÈNDULA (GI)

Hace ya algunos años, descubrí el restaurante La Calèndula y a la chef Iolanda Bustos en Girona, con mucha energía y ganas de crecer. Estaban un poco apartados del centro y quizás en un local demasiado pequeño para sus grandes expectativas.
La Calèndula

6 años después de establecerse en Girona, Iolanda, el restaurante La Calèndula y todas sus ideas se han trasladado a Regencós con un nuevo proyecto junto al Hotel del “Teatre”. El estudio de interiorismo “Tres Trastos” se ocuparon en un tiempo récord de volver a dar vida al antiguo teatro de Regencós, un pueblo situado en el Empordà. De esta manera la chef y botánica, vuelve a su hábitat natural, donde junto a Jacint Codina está como en casa (y nunca mejor dicho), rodeados de flores, plantas y frutas silvestres por los que es tan conocida la cocina de La Calèndula.
La Calèndula
La Calèndula

“Como si de una planta se tratase, La Calèndula ha tenido que buscar un tiesto más grande (Regencós), porque en Girona se había quedado sin espacio y no podía crecer” cuentan Iolanda y Jacint orgullosos de su obra de arte.

Piedra, madera y cristal en medio de la naturaleza, esto es la nueva Calèndula en Regencós. Con mucho más capacidad (60 comensales) una cocina más amplia y una bodega situada justo encima del antiguo escenario del teatro para poderla observar majestuosa, llena de botellas procedentes de DO de proximidad y de bodegas de ámbito estatal e internacional. Para mayor capacidad de servicio, han doblado el espacio de la cocina, que sigue abierta como bien estaba en Girona.
Ahora también con patio y terraza con cerca de 20 plazas, y un jardín con piscina compartido con el también remodelado hotel del Teatre.
La Calèndula
La Calèndula
La Calèndula

La cocina de La Calèndula une productos de calidad y de proximidad, con la originalidad de introducir flores y hierbas silvestres comestibles a los platos, para darle un toque final en el sabor y evidentemente mucho más apetecibles a la vista.
Algunos de los platos que degusté:

-Tártar de sandia con brotes de mostaza y alcaparras, y hoja de verduras del huerto con flores y hiervas.

Tártar de sandia con brotes de mostaza y alcaparras, y hoja de verduras del huerto con flores y hiervas.

 

-Ortiguillas de mar rebozadas.

Ortiguillas de mar rebozadas

 

-Coca de higos frescos y jamón ibérico con germinados.

Coca de higos frescos y jamón ibérico con germinados.

 

-Brandada de bacalao envuelta en un velo de miel milflores.

Brandada de bacalao envuelta en un velo de miel milflores.

 

-Yema de huevo cubierta de merengue al aroma de trufa de Alba.

Yema de huevo cubierta de merengue al aroma de trufa de Alba

 

-Canelón de manzana relleno de butifarra de perol con piñones y jarabe de pino.

Canelón de manzana relleno de butifarra de perol con piñones y jarabe de pino

 

-Tataki de atún rojo del M sobre un lecho de berenjena, albahaca y sésamo.

Tataki de atún rojo del M sobre un lecho de berenjena, albahaca y sésamo.

 

-Recuit «de drap» con moras silvestres y granizado de miel.

Recuit "de drap" con moras silvestres y granizado de miel.

 

-Compota de tattín con helado de vainilla y bizcocho al whisky.

Compota de tattín con helado de vainilla y bizcocho al whisky.

 

Y para finalizar, se acercó a saludarnos Iolanda y nos invitó a una copa de «Xampanyet de Saúc» que elabora ella misma (estaba tan rico que incluso me olvidé de hacerle una foto).

WRITE A COMMENT